Cita de Paul Brandt

Ayer estaba paseando por la playa de la Barceloneta, disfrutando el buen tiempo que hace ahora, y ví en la publicidad de un bar un dicho de Paul Brandt que quiero compartir con vosotros: “Don’t tell me the sky’s the limit when there are footprints on the moon.”

Pues sí, no? Es muy cierto. Por qué nos limitamos a veces? O mejor dicho, por qué nos dejamos limitar no sólo por nuestro entorno sino por nosotros mismos, por nuestros miedos y por viejos pensamientos y patrones?

Vivimos en un mundo con tantas posibilidades que deberíamos dedicar más tiempo a pensar en nuestro futuro y en lo que queremos en vez de pensar en lo que nos molesta, en los “peros” y demás.

Playa de la Barceloneta con sol y las torres al fondo

Nuestra playa bonita de la Barceloneta

No es nada fácil, lo sé, pero la idea es mejorar cada día un poco y superarse a sí mismo. No estoy diciendo que hay que negar que existen cosas que nos molestan. Sí existen, aunque con el simple hecho de aceptarlas les quitamos la influencia negativa que podrían tener sobre nosotros.

Leave a Reply